¿Cuál es la diferencia entre dirigir y liderar?

En el siglo XXI, en el ámbito empresarial, lo único constante es el cambio. Los empresarios deben hacer malabarismos para seleccionar personal altamente cualificado y auto-motivado, que se comprometa con los objetivos y valores de la empresa y se adapte a su cultura de una forma estable y perdurable en el tiempo. Las nuevas generaciones Y y Z llegan al mercado de trabajo muy preparadas técnicamente, pero no están dispuestas a “gastar”su tiempo únicamente por dinero; Necesitan proyectos estimulantes, equipos cohesionados, refuerzo constructivo, aprendizaje constante, conciliación familiar y alineación con sus valores personales y sociales.

No es difícil deducir que los directivos y mandos intermedios tienen por delante un reto importante: dejar de ser jefes y aprender a liderar a sus equipos.

¿Estamos preparados para asumir el reto del liderazgo?

Según Dwight David Eisenhower, 34º Presidente de los Estados Unidos, “El liderazgo es el arte de hacer que alguien haga algo que tú quieres porque la persona quiere hacerlo”.

A un líder no se le sigue por obligación sino por admiración, inspiración y confianza. El líder potencia las capacidades de sus seguidores y se pone a su servicio para ofrecerles aquellos recursos que les permitan desarrollar lo mejor de cada uno.

¿Qué diferencia una dirección autoritaria tradicional de una dirección basada en las capacidades de liderazgo?

Se me ocurren 5 diferencias:

  1. El directivo da órdenes, mientras queel líder inspira. Esto implica mucha confianza. Confiar en los colaboradores consiste en liberar su potencial y ofrecerles la posibilidad de encontrar ellos mismos la solución a los problemas o la manera más eficiente de realizar determinadas tareas. La confianza en las relaciones, tanto verticales como horizontales, genera cohesión y compromiso con los objetivos de la organización. Cada persona se co-responsabiliza de los resultados globales.

“No es necesario que sepas muchas cosas,

pero necesitas encontrar personas que sean más inteligentes que tú.

Mi trabajo es asegurarme de que las personas inteligentes trabajen juntas”.

Jack Ma

  1. El líder está alineado con la misión y los valores de la organización. Un líder conecta cada una de sus decisiones a los valores y a la cultura de su empresa. La coherencia que transmite origina orgullo de pertenencia a la empresa entre los trabajadores, lo que estimula a plantear metas más ambiciosas.

“Sé tú el cambio que quieres en el mundo

Mahatma Gandhi

  1. El directivo evalúa en función de resultados, mientras queel líder se centra en el proceso. Tan importante es a dóndese llega como cómose llega. De poco sirven unos grandes beneficios si por el camino hemos quemado al equipo o se han pervertido nuestros valores. Y por otra parte, no hay que despreciar los aprendizajes que pueden comportar los fracasos…
  2. El directivo define funciones y puestos de trabajo, mientras que el líder diseña oportunidades y fomenta el aprendizaje continuo. Los millenials necesitan estar en continuo movimiento. Exigen evolución, cambio y crecimiento. Se entregan a un proyecto y ponen a su disposición todas sus habilidades, que no son pocas, pero a cambio quieren progresar, aprender, desarrollarse. El líder comprende y respeta esta necesidad y le proporciona aquellas posibilidades de crecimiento que demanda, fomentando su independencia y responsabilidad. En este aspecto, la función más importante de un líder será la escucha activa.

“Reunirse en equipo es el principio,

mantenerse en equipo es el programa,

trabajar en equipo asegura el éxito

Henry Ford

  1. El directivo destaca en el éxito, mientras el líder comparte la responsabilidad de los resultados. Mientras un directivo autoritario dice lo que se ha de hacer y cómo se ha de hacer, el líder pregunta que se necesita para conseguirlo y se pone al servicio de su equipo para que puedan dar lo mejor de si mismos, y una vez obtenidos los resultados, comparte tanto los éxitos como los fracasos.

Un líder es mejor cuando la gente apenas sabe que existe,

cuando su trabajo está hecho y su meta cumplida,

ellos dirán: Lo hicimos nosotros”.
Lao Tzu, filósofo chino

 

¿Cómo podemos convertirnos en líderes?

El coaching ejecutivo puede ser una herramienta muy útil para ayudar a los directivos a implementar organizaciones de aprendizaje capaces de hacer frente a los cambios rápidos. A través del aprendizaje se puede desarrollar una predisposición a la confianza y crear un sentido de responsabilidad colectiva que permita, no sólo crear un clima de cohesión y colaboración, sino también generar un compromiso compartido con los objetivos de la organización. El nivel de productividad está directamente relacionado con la forma en la que interactúan las personas en la organización y en su manera de percibir las tareas conjuntas.

 

 

Un comentario sobre “5 Diferencias entre DIRIGIR y LIDERAR

  1. Hoy queremos aclarar un punto que siempre genera confusion ya que mucha gente cree que liderar y dirigir son la misma cosa. Pero en realidad el liderazgo y la direccion son conceptos distintos. Puede que la finalidad de ambos conceptos sea exactamente la misma pero hay diferencias entre liderar y dirigir que si no se toman en cuenta pueden hacernos zozobrar en nuestro proyecto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *